SEGUIDORES

Clásicos de Oro: Ten Years After - Cricklewood Green

Un buen álbum para dar inicio a todo lo que puede representar Ten Years After (TYA) aunque bien pudo haber sido el mas clásico de sus clásicos (el mítico Ssssh ) pero preferí por cuestiones de gustos s brindarles el tan memorable quinto trabajo (Cricklewood Green), pues aquí existe dicha frase: “no hay quinto malo”. Con esta obra los TYA logran madurar, evolucionar y tratar de plasmar en su música un nuevo concepto, quizás no tanto como uno se pueda imaginar pues el álbum aun trae consigo algunas cosas que todavía se conservan y que se han visto reflejadas en decenas de bandas de la época, su formula ya se ha visto antes y por ende ha sido repasada, pero OJO la cuestión aquí es el detalle de la performance pues en ello se consigue agregar un tono acido, algunos elementos psicodélicos y un sabor bien marcado por la influencia Rolling Stone, canciones como 50,000 Miles Beneath My Brain logran dejar claro esa apreciación por tal línea y/o influencia. El álbum es entregado y dinámico, y queda bien “cuadrado”, cuando uno se pone a escuchar temas como Working On The Road se puede sentir la calidad. El amor de todo eso se refleja dentro del álbum y es entonces que surge una gran apreciación de su gracia. TYA es por excelencia uno de los grandes de los 70’s y además cuento con un peso en la guitarra que de por si ya es mucho. MEMORABLE trabajo en verdad y es mejor “entrar” por aquí que con el ya manoseado Ssssh que si bien es excelente ya esta demasiado “valorado” como para caer dentro del cliché. Entonces es mejor bríndales otro ángulo de la banda para que puedan apreciarlo mucho mejor. Aquí mis impresiones del álbum. Hasta más vernos.

Cricklewood Green (CG) es un álbum contundente, entregado y naturalmente maduro. La obra logra cumplir muy bien su objetivo pues cuenta con 4 puntos muy importantes: 1) una formula muy certera y efectiva, 2) una performance sugestiva, dinámica, versátil, 3) un buen concepto y 4) un gran despliegue instrumental (Alvin Lee como siempre suena fiero). El álbum se desarrolla con mucha gracia y se enfoca bajo una línea muy ligada a la vieja guardia, pero el detalle con eso es que la banda agrego un extra a ese concepto o mejor dicho reinventa la formula y lo vuelve algo fresco y/o renovado y eso queridos amigos es la magia de TYA, es decir reinventa lo que ya había de una manera agraciada y versátil y lo lleva hacia otros terrenos ¿y que da eso? pues temas como Me And My Baby o As The Sun Still Burns Away. CG se mantiene firme, en el se cuela sensaciones y se desprende virtudes. La base rítmica cumple bien la misión pues los músicos logran lidiar con todo y se “desdoblan” con una naturalidad bárbara logrando producir un sonido firme, contundente y con cierta dosis de sensualidad. No hay duda que CG es atractivo y logra producir un buen clímax, eso se puede sentir desde que se inicia ya que todas las canciones en si no logran ser opacas o carentes de vitalidad, al contrario se en ella se cuela mucha luz. Es un álbum que te muestra todo lo que se ha visto antes, desde Country hasta Rock psicodélico. Aquí no hay nada nuevo pero OJO su concepto esta redirigido hacia un nuevo enfoque por ello el álbum al final de cuenta cae muy bien, no llega ser pesado, fuera de si o tirado a menos y sin gracia hacia un terreno árido de emociones. Es un gran trabajo y merece un gran reconocimiento. Lo demás ya esta dicho. Bon appetit.

01. Sugar The Road
02. Working On The Road
03. 50,000 Miles Beneath My Brain
04. Year 3,000 Blues
05. Me And My Baby
06. Love Like A Man
07. Circles
08. As The Sun Still Burns Away
Bonus
09. Warm Sun
10. To No One

No hay comentarios:

CONTACTO

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *