SEGUIDORES

Frijid Pink - Same


Pink Mothman.
@Tor Hershman

Que derroche de energía tiene este álbum. Su performance es muy versátil, calibrada y bastante entregada. Sin duda alguna la banda hace un buen trabajo con este debut pues su performance cala muy bien a pesar de plasmar un “concepto” ya visto en infinidad de bandas, sin embargo y OJO con lo que sigue, “su calidad es desbordante y aligera las cosas pues cuando una banda tiene “el don” por mas truncos o limitaciones que tenga no hace que se “desestabilice” o pierda el swing, al contrario esto resurge y adquiere una resonancia mayor en lo que se hace”, es decir : “Cuando una banda es buena, ES BUENA” y hace de lo simple algo memorable. Por lo tanto en sus manos tienen una magnifica obra a pesar de sus limitaciones y su formula ya vista, sin embargo su labor resalta flamantemente y lo hace bastante bien. Una banda digna, un álbum memorable a pesar de no llegar a un status de CULTO, pero se deja llevar, es rítmico, pesado, y lo mas importante tiene “personalidad” basta escuchar el hiper clasico tema House of the Rising Sun para captar toda su magia y ganas de hacer las cosas como Dios manda. Aqui mis impresiones del álbum.

El álbum no es nada del otro mundo, todo lo que nos brinda ya se ha escuchado y se ha visto en otras bandas, no obstante Frijid Pink se aleja de “aquello” no cae en la mediocridad o en la poca gracia, la banda resalta su labor con mucha sencillez y pasión, por lo tanto cuando uno escucho el álbum de cabo a rabo se encuentra con algo “fresco” y con una “swing” particular, y es que la banda marca una diferencia y asume una postura muy diferente, la calidad aquí se impregna en cada surco, cada track vibra con mucha magia y nos plasma un derroche de talento único. No hay duda que es un trabajo esmerado, bueno y “prendido”. Su formula es certera y calibrada, se puede sentir la gracia acida y las influencias tomadas por bandas como: Cream, Steppenwolf, Hendrix Experience, o the Damnation of Adam Blessing por lo tanto asume una postura muy firme dentro de esas líneas. La ejecución instrumental es pesada, compacta y consigue producir un buen efecto aplastante, lisérgico y de una u otra forma logra reinventar su formula pero de eso no se consigue mucho, sin embargo cumple muy bien el propósito y se acopla al buen trabajo de la voz que si no llega a mucho cae muy bien dentro de sus requerimientos, con esto quiero decir que cuadra muy bien logrando una armonía y química entre cantante/banda. El sonido es crudo, directo, lisérgico, característico de los 70’s y con el típico sello de Detroit, como ya sabrán la escena de Detroit ha dejado mucho en vida y eso se plasma en lo que aquella se forjo, pero volviendo al review puedo decir que el álbum es bastante bueno y con un buen nivel, tracks como I Want To Be Your Lover, Drivin' Blues o End Of The Line son ejemplos de lo ya mencionado anteriormente. ¿Un álbum sencillo? Si, pero con mucho carismas, repleto de actitud y cargado con canciones que van desde el Rock&Blues acido hasta el Boogie Rock con tintes de Roll&Rock. No hay mas que decir, salvo ¡Gracias! y buen fin de semana.

01.God Gave Me You
02.Crying Shame
03.I'm On My Way
04.Drivin' Blues
05Tell Me Why
06.End Of The Line
07.House of the Rising Sun
08.I Want To Be Your Lover
09.Boozin' Blues
Bonus
10Heartbreak Hotel
11Music For The People
 
Apéndice: Para saber un poco mas sobre la música de Detroit, click en el enlace. Gracias.
*http://tinyurl.com/m3yokb3

No hay comentarios:

CONTACTO

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *