SEGUIDORES

Skin Alley - Two Quid Deal?


…Y una vez más aquí estamos cumpliendo sus pedidos. Esta vez me pidieron que dejara mis impresiones sobre una banda que a pasado por mucho, a mereció aun más y se quedo flotando en el tiempo/espacio. ¿A que banda me refiero? Pues nada menos que los Anglo-Americanos Skin Alley, una banda con una carrera algo movida, y con un periodo de vida  regular (1968 – 1974) que supo dejar buenos trabajos pero que por cosas de la vida no pudieron llegar a puntos tan altos dentro de los parámetros de la época, sin embargo a sido una banda con mucha virtud para lo que hacia además de saber moverse dentro de sus conceptos y evolucionar con mucha naturalidad por lo tanto sus trabajos no son nada despreciables, al contrario son a  considerar, sobretodo el álbum que hoy pillo y que es de mis favoritos pues tiene vibra, energía y mucha versatilidad para “jugar” con el Jazz, el Folk y el Rock Progresivo; es un álbum que sin llegar a mucho, esta bien llevado y además desprende virtud. No es una obra maestra pero se deja oír muy bien y al final cumple bien su “misión” ¿Qué más puedo decir de la obra? No te fíes en la portada, el contenido es lo que vale. Y bueno, para cerrar esta seudo-introducción e ir al grano  les dejo como nota curiosa algo que pesque en la red y que me hizo gracia:

“En la portada aparece el hermano desviado de Mickey Mouse que ofrece al comprador un pedazo de queso empapado en LSD. Siempre me ha parecido desconcertante ese sonriente ratón”

Nota: OJO esto lo he modificado, no es el texto original.

Two Quid Deal? nos presenta una buena performance aunque en mi opinión no logra sobresalir, ni alcanzar un clímax intenso o transcender dentro del genero, su puesta en escena me parece esmerada y loable pero no muestra nada nuevo ya que la banda aplica la “vieja formula” por lo tanto no consigue”despegar” del todo (cosas de críticos)...sin embargo, debo reconocer que presenta momentos brillantes, intensos y elegantes. Nada esta perdido con esta obra, Bad Words and Evil People o Sun Music son claros ejemplos de la buena calidad de la banda, sin duda alguna una buena fusión con atascado sonido Hammond, incursiones de Jazz y progresiones acertadas; esta demás decir que el sonido consigue producir un buen efecto, lamentablemente por mas esmerado que sea todo esto, NO ALCANZA a conseguir un nivel sobresaliente a comparación de otros “mostros” de la época, no la tildo de mala y/o mediocre, hay mucho peso en este trabajo, pero seamos honesto su performance esta en el promedio y no veo ningún merito extra, reconozco su labor, pero hay momentos que suenan un pelin flojo, en fin, con sus pros y contras este álbum se deja llevar muy bien, tiene mucha “polenta” y por suerte encontraran  aquí algo que si merece la pena, esta tercera entrega es una buena oportunidad para descubrirlos pues es su obra mas madura, centrada y la mejor de su carrera y como bien dicen: “Obra que nos muestra el punto de inflexión en su carrera”.  En mi opinión, fundamental pues se concibe en una época de progresiones sonoras, la influencia esta más que marcada. El álbum tiene muy buenos hits, no se arrepentirán.

Mini-dato:
*A finales del 72 Crimble abandona la banda para unirse a Hawkwind y es remplazado por el  ex Atomic Rooster Nick Graham.

*El arte de la portada pertenece al artista cómico Edward Barker.

01. Night Time
02. Bad Words and Evil People
03. Graveyard Shuffle
04. Nick's Seven
05. Skin Valley Serenade
06. So Glad
07. So Many People
08. Sun Music
09. The Demagogue-Sun Music


Apéndice: Para saber un poco sobre Skin Alley click en el enlace. Gracias.

2 comentarios:

blanca dijo...

No conocia este disco de Skin Alley.Es cierto que tiene algunas canciones bastante buenas,pero en conjunto no logra entusiasmarme demasiado.Prefiero los trabajos anteriores.Echo de menos la voz sutil y a veces como "desganada" de Thomas Crimble.Aunque pueda parecer algo sosa, a mi personalmente me agrada.

El Hombre Polilla dijo...

Saludos: Esta tercera entrega es la mas destacable para mi gusto, obvio que el ex Atomic Rooster le da otra “dimensión”, y eso se puede notar con la llega de su segundo trabajo el cual es bastante decente pero no logra producir un climax intenso. Sin embargo entretiene. Two Quid Deal? merece ser oído un par de veces, tiene todo lo necesario pero no consigue ser tan exuberante. Hay mejores trabajos para esa época. Sin quitarle crédito, debo decir que ha evolucionado bien si es que se le compara con atención con sus 2 anteriores trabajos. En fin. Buenas vibras.

CONTACTO

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *