TRANSLATE

Catapilla - Changes


In the Heart of the River We Are Reflected...
“Cross-legged in the corners, in the Underground, the train moves, the train goes. Eyes cross directions, they sympathize, beneath… Trouble in your eyes, awakes cool to my eyes, sources found after searching round.” Jazz, psychedelia, rock, art rock – the nature makes a caterpillar change into a butterfly, musicians make sound change into music. “He started to tenderly unfold. She failed, at least she learned. He knows a restricted silenced tune. Drifting to you at night, start right. An image, carefully foiled, around him.” And great musicians such as Catapilla turn music into a sheer beauty.

Imagine Chicago, Soft Machine and Nucleus involved in a crazed, LSD-fuelled jamming session and what you have is the blistering jazz-rock sound of British outfit Catapilla.

Segundo y último álbum de Catapilla que deslumbra un eclecticismo bárbaro y una performance opulenta y digna del progresismo más puro. La obra está compuesta por 4 canciones intensas, elegantes y con un tono “claro-oscuro” que le sienta muy bien, a tal punto que uno queda hipnotizado por tan faustosa performance. No hay duda que para esta entrega la banda realza aún más su postura y se proclama como una entidad progresiva de alto nivel. Por lo tanto ante tal gracia y rica manifestación de “ARTE PROGRESIVO” el álbum se pronuncia por los cielos como una real “masterpiece”. Lamentablemente la banda nunca tuvo una aceptación total del público y sus trabajos siempre estuvieron apocados por los grandes álbumes de la época. Sin embargo hoy en día las obras de Catapilla han alcanzo un status de CULTO absoluto y se han vuelto invaluables piezas de colección. Changes, su obra más ecléctica y ambiciosa es considerada como el “opus maximus” de la banda debido a su ostentosa maquinación compositiva y a su postura de aires ART-ROCK. Una pieza exquisita que algunos entendidos del tema la definen como un “ente experimental y ácido”. Yo por mi parte la veo como un álbum hija de su tiempo, por lo que su performance, su concepto y visión estaban influenciados por el movimiento intelectual/musical de el a época. Por lo tanto el álbum asume una posición trascendental dentro del rock y se proyecta como algo más elevado, denso y visceral. En pocas palabras el avant-garde en su estado más latente y vibrante.

El álbum ha sido para mí una sorpresa exquisita, no la recordaba tan intensa y viva en “progresiones”. Su performance es sin duda una delicia, con todos esos cambios de tiempos, esas atmósferas ácidas y ese ambiente tan raro y oscuro que se cuela dentro de uno de una forma tan extraña. El sonido es original, camaleónico, e hipnótico. La voz de Anna Meek es sencillamente una invitación hacia los lindes más remotos del cosmos y se acopla tan bien a la música del álbum que ambos logran producir un efecto psicodélico sobrecogedor. Realmente Anna Meek aquí esta FABULOSA, su voz es intensa, mágica, y poderosa. Escucharla tan entregada a la lisergia es una experiencia casi religiosa. El álbum destila armonía, progresión y esa cuota de fina vanidad que le cae también. El sonido desprende un aroma de transición entre la psicodelia y el rock progresivo. Por lo tanto aquí se aprecia un rock progresivo con tintes psicodélicos, y adornado con pinceladas de jazz, en donde los instrumentos juegan un papel muy importante, el saxo asume una posición clave, mientras que las guitarras le dan una atmósfera surrealista y los demás instrumentos apoyan a los ambientes y pasajes etéreos produciendo así un efecto embriagador.

Mis impresiones aquí son puras alabanzas ante tan perfecta y loable performance. Este es de los pocos álbumes que me han dejado casi exhausto, su manifestación progresiva tiene tantos detalles que siempre uno le puede sacar algo nuevo, es una aventura sonora increíble y debo decir que merece estar dentro delos grandes exponentes del Progresivo. Catapilla eleva su música hacia un terreno más místico y consigue plasmar un concepto muy denso, sabe reciclar muy bien todas los generos (jazz, psicodelia, rock, folk)y crear pasajes extraños y extravagantes. Es una banda de gran nivel, y con una personalidad atrayente y una vena creativa increíble. Changes es un viaje intenso, casi cósmico, no es un álbum sencillo de oír, pero si uno se aventura en ello la experiencia será muy vehemente. Sin duda alguna un álbum enorme y de CULTO total.

Mini-datos:
*Los solos de guitarra de Graham Wilson se elevan y se elevan mientras el bajo, el piano eléctrico y la batería completan la sección rítmica de una forma gloriosa.

*Para esta nueva entrega se fueron Thierry Reinhardt, Hugh Eaglestone, Dave Taylor y Malcolm Frith. La alineación ahora fue: Ralph Rolinson en órgano y piano, Carl Wassard en el bajo y Brian Hanson en batería.

01. Reflection  
02. Charing Cross  
03. Thank Christ For George  
04. It Could Only Happen To Me

CODIGO: O-33

Comentarios