TRANSLATE

McDonald and Giles - Same

This album would adequately be considered a prog album but it is different. It definitely has some of the characteristics of prog albums: longer tracks with changing rhythms and a revolving door of instruments. As one would expect, the drumming of Michael Giles is outstanding. Ian McDonald plays a host of other instruments and the sound is pretty good. As another review put it, there are definitely some jazz elements here. The centerpiece is the "Birdman" suite. It stands up with some of the best longer prog pieces of the period. Obviously not as good as King Crimson and more up to the level of Giles, Giles, and Fripp perhaps, if not better.

Presumably this offers that glimpse of what could have been with King Crimson, if Ian McDonald and Michael Giles had stayed, and had they been allowed to contribute in the mighty way that this album proves they could have. Of course, some of the ideas heard on "Flight of the Ibis" were contributed to King Crimson, in the form of "Cadence and Cascade."

McDonald and Giles es un álbum que huele a CULTO por los 4 costados. La magnificencia de su sonido y las elegantes estructuras que tiene conciben pasajes de ensueño que nos llevan hacia un dulce sopor multicolor. Es un álbum digno y bien hecho que presenta arreglos vanidosos, cambios de tiempo, atmosferas eclécticas y un edulcorado sonido que no satura y que le da una cuota de personalidad al concepto de esta obra, la cual a mi parecer es una puesta bien entregada de todo lo que hasta ese momento fue King Crimson, obviamente el álbum es esencia pura, no por nada Ian McDonald y Michael Giles fueron los “creadores” del sonido del "In the Court of the Crimson King". Por ende este álbum se podría definir como un "Pre King Crimson" o mejor dicho un concepto en bruto de lo que represento la temprana banda. Hay que recordar que no hubo en realidad un KING CRIMSON "funcional" entre finales del 69 al 72. Todo aquello sentó forma y bases ya para el 73 con la salida del “Larks' Tongues in Aspic”. Por lo tanto antes de eso la manifestación de los Crimson aun esta en ebullición. El dúo aquí plasma un concepto ya ocurrente y la amplifica de una forma excepcional logrando así crear una obra bien armada y ejecutada, pero con un único punto débil: el álbum carece por completo del lado más siniestro y pesimista de la música “crimsoniana”. Sin embargo esta manifestación sonora con el paso de los años ha tomado mucha fuerza y se ha convirtió en uno de esos tótem progresivos de lo underground. Y como ya lo dije al inicio de esta reseña, CULTO inminente.

El álbum en mi opinión me parece accesible, aunque debo reconocer que no logra engancharme del todo, pero ojo eso no significa que menosprecio la labor de la banda y tilde al álbum de un pastiche sonoro de mediocridad, al contrario es una obra inmersa en toda la parafernalia de la época y además es fresca, optimista, rica en melodías y combina distintos estilos musicales con maestría y elegancia. Un álbum entregado en verdad; aunque un poco sobrevalorado para lo que es y representa. Pero bueno saliendo de eso, la obra cubre bien su cuota, hay mucha vitalidad pero ese dulzor progresivo que tiene es lo que me tumba, y si bien muchos quizás alcancen un climax con tamaña performance, yo consigo en tibias proporciones elevar los ánimos con algunos arrebatos del progresismo más ecléctico que en parte me recuerdo a KC en su vertiente más pausada. El dúo aquí consigue soltarse muy bien. Sus conceptos y visiones están bien logrados por lo que al final su única obra cumple con TODOS los requisitos y alcanza ser una real muestra progresiva. Tiene elegancia, belleza y virtualidad, factores importantes para consagrarse. El eclecticismo y su postura hacia lo crossover logra ser acertado, la ejecución instrumental cumple aunque no es un gran manifestación como otras entidades progresivas pero cumple muy bien y consigue proezas medias, y el sonido que tiene parece una mezcla entre Caravan, The Beatles y King Crimson, es agradable y su desarrollo interno (arreglos, composiciones, etc, etc) son esmeradas y plasman muy bien la visión de la banda. En si una obra de clara proyección hacia terrenos elevados donde se aprecia el arte y se proyecta el rock desde un punto más vanguardista. Nada mal para este proyecto. Mis impresiones para este álbum son aceptables pero no lo recordada tan edulcorado, en fin. Obra a tener en cuenta para los completistas del universo King Crimson.

Mini-datos:
*Los dos miembros fundadores de King Crimson (Ian McDonald and Michael Giles) abandonaron la banda en plena gira por diferencias (aunque por ahi leí que por choques de ego) Fripp.

*El álbum fue grabado en Island Studios entre mayo y julio de 1970.

*Como se rumoreaba ambos musicos abandonaron el grupo al final de su primera gira por Estados Unidos en 1969, aunque Giles apareció en el segundo álbum de King Crimson (In the Wake of Poseidon) (1970), como músico de sesión.

*Otros dos miembros de King Crimson también trabajaron en el "McDonald y Giles": Peter Giles y Peter Sinfield

*"Suite in C" fue escrito por Ian McDonald en Detroit, Los Ángeles y Earls Court entre diciembre de 1969 y febrero de 1970.

01. Suite In C
02. Flight Of The Ibis
03. Is She Waiting?
04. Tomorrow’s People - The Children Of Today
05. Birdman - Inventor’s Dream
a). Birdman - The Workshop
b). Birdman - Wishbone Ascension
c). Birdman - Birdman Flies
d). Birdman - Wings In The Sunset
e). Birdman - The Reflection

Nota:Para apreciar el arte desplegable de la portada clic en el enlace. 

CODIGO: P-19



Comentarios